31 de mayo de 2012

Últimas palabras (II): el helenófilo desconocido.

El epitafio de hoy lo fotografié en el cementerio de Canongate, en Edimburgo, el pasado mes de diciembre. Es un cementerio muy antiguo, la mayoría de lápidas están bastante cascadas y muchas son ya ilegibles. Pues bien, esta también es en cierto modo "ilegible", pero no porque la lápida esté en mal estado, sino porque el epitafio está en griego antiguo.


Ya de vuelta a casa, como soy muy cotilla curiosa, me dije: "yo quiero saber qué pone ahí". Y como también soy muy tozuda, lo averigüé, con la ayuda del griego de 3º de BUP y de COU, de mi diccionario estudiantil Vox Griego-Español y de Google Books: el epitafio es un verso de Los persas de Esquilo *.

η φίλος͑ ανήρ, φίλος ͗ʹοχθος φίλα γαρ κέκευθεν ͗ʹηθη 

Amada sea esta tumba, puesto que en ella descansa una persona amada.

A la pregunta de quién es tan amado como para dejarle un epitafio en griego antiguo en un cementerio escocés ya no puedo contestar: en la tumba no hay ni nombre ni fechas.

Otro día, más.





29 de mayo de 2012

Los 40 principales de los idiomas artificiales (II)


Los últimos años de Bélgica en Eurovisión no han sido muy fructíferos. Desde que se instauró el sistema de semifinales por exceso de participantes, en 2004, sólo han conseguido pasar a la final dos veces. En 2003, sin embargo, quedaron segundos, y por muy poco no ganaron (fue el año que participaron las t.A.T.u. y que acabó ganando Turquía), con un tema de inspiración galaico-celta que pasó a la historia por ser la primera canción en idioma inventado que se oyó en Eurovisión, "Sanomi":



A propósito de esta canción, el comentarista de entonces de la BBC, Terry Wogan, dijo: "tres idiomas para elegir, y van y se inventan uno". Alguien debería explicarle el pollo lingüístico que hay montado en Bélgica y lo que cuesta ponerles de acuerdo. Con esto, ¡todos contentos!

Otro día, más.

17 de mayo de 2012

Últimas palabras (I): la historia de Thomas Thetcher

Una de las pocas entradas "personales" que he escrito en el blog fue la del Versatile Blogger Award, allá por enero. En ella confesaba mi incomprendida afición a visitar cementerios.

El caso es que hace unos días estuve trasteando un poco en mi cuenta de Flickr, y me di cuenta de que he acumulado una buena colección de fotos de epitafios curiosos y en varios idiomas que he ido sacando en mis viajes, y se me ocurrió que sería una buena idea compartirlas aquí.

Aquí va la primera. Es de una lápida situada en el antiguo cementerio de la catedral de Winchester (hoy zona ajardinada).


Here sleeps in peace a Hampshire Grenadier
Who caught his death by drinking cold small beer.
Soldiers be wise from his untimely fall
And when ye're hot drink strong or none at all.

Hoy en día la inscripción nos parece un poco críptica. ¿Que se murió por tomarse una birra fría porque tenía calor? El quid de la cuestión es que, por lo visto, el soldado Thomas no bebió cerveza normal, sino "small beer", es decir, una cerveza con bajo contenido en alcohol (o aguada, que dicen en mi pueblo). La "violent fever" pudo ser el cólera, el tifus o cualquier otro virus presente en el agua y que el poco alcohol de la cerveza no llegó a matar. Si hubiera bebido una cerveza con más contenido de alcohol ("strong"), quizá habría muerto de viejecito y hoy no estaríamos hablando de él. Recordemos que, más o menos por la misma época, el propio Támesis en Londres bajaba tan lleno de porquería que la gente sólo bebía cerveza porque era más seguro que beber agua.

Otro día, más.


11 de mayo de 2012

Bizarradas de viernes

Ya sé que estas cosas tienen su explicación ténnica (configuración de segmentos equívoca, memorias de traducción surrealistas, traductores con un cable suelto, etc.), que son cosas sin relevancia alguna y que me llamaréis pesada porque siempre estoy con lo mismo, pero no puedo resistirme a postear esto. ¡Me encanta cuando el traductor de Google hace estas cosas! xD

Curiosamente, si pones "Manuel Fraga" con las mayúsculas en su sitio, el traductor automático no la caga. ¡Misterios!

¡Buen fin de semana!

9 de mayo de 2012

Los 40 principales de los idiomas artificiales (I)

La idea para la serie de entradas que comienzo hoy se me ocurrió hace unos días, durante una conversación con una amiga sobre el festival de Eurovisión y sus "políticas lingüísticas".

Yo veo Eurovisión todos los años desde que era un moco. Soy de la época en la que las normas del festival dictaban que los participantes tenían que cantar en el idioma oficial (o en uno de los idiomas oficiales) del país al que representaban. No sería descabellado afirmar que mi amor por los idiomas empezó ahí. Yo no veía Eurovisión por la música especialmente, ni por los modelitos, ni por la puesta escena de los participantes, sino por oír el idioma de cada país y luego el recuento de las votaciones en inglés y francés (Guayomini, dí puá).

En 1999, la organización del festival abolió las restricciones de idioma. No era la primera vez que se hacía en la historia del festival, pero sí la primera desde que yo lo había empezado a ver. Resultado: más de media Europa cantando en inglés. Seguí viendo Eurovisión por costumbre, por nostalgia, por quéseyo, pero para mí había perdido buena parte del encanto. Por suerte, algunos países han resistido y siguen cantando en su propio idioma (sin ser de los "fijos", teniendo que pasar una semifinal e incluso ganando la final, lo cual les da más mérito).

En fin, que me voy por las ramas. El caso es que la conversación con esta amiga derivó hacia dos temas: el primero fue "la universalidad de la música" y el hecho de que una canción pueda encantarte aunque no entiendas ni una palabra de la letra. Un ejemplo lo tenemos en buena parte del catálogo mundial de música clásica, que directamente no tiene letra. Otro ejemplo más reciente es el de los Sígur Rós, cuya música transmite lo suficiente a mucha gente que no habla ni palabra de islandés como para vender tres millones de discos.

El segundo tema ya fue la vuelta de tuerca. Porque hay cantantes y grupos que triunfan con canciones instrumentales, o con canciones en idiomas bastante minoritarios. Pero es que luego están los que triunfan con canciones en idiomas que no existen, en idiomas inventados.

[inciso]

Que conste que hablo de idiomas inventados en condiciones, de idiomas totalmente "artificiales" y más o menos elaborados. No me refiero al Príncipe Gitano cantando In the Ghetto o a Raphael cantando Aquarius, que eso también son idiomas inventados, pero de otra manera xD.

[/inciso]

La cuestión es que a esta amiga no le sonaba ninguna canción de éxito (aunque fuera moderado) en idioma artificial, aparte de Sanomi de Urban Trad, que representó a Bélgica en Eurovisión hace unos años y casi gana. Así que me he propuesto hacerle un poco de publicidad a esos grandes (o a veces no tan grandes) temas.

El primero de la lista es un clásico: Prisencolinensinainciusol de Adriano Celentano. A algunos igual os sonará, porque hace unos años el vídeo protagonizó un fenómeno viral internetil parecido al rickrolling. Yo la descubrí mientras subtitulaba un documental en cuya banda sonora figuraba un remix de esta canción.

Se trata de una canción escrita para "sonar a" inglés, pero en la que sólo hay dos palabras reales: "all" y "right". El resto no tiene ningún sentido, aunque circulan por ahí un par de versiones subtituladas muy graciosas. La canción fue un éxito tremendo en Estados Unidos (más que en Italia) cuando se publicó, hace ya 40 años.

Una de las curiosidades del vídeo (a partir del 1.23), aparte de lo hipnótico del baile, es la aparición de una jovencísima Raffaella Carrà, que ya apuntaba maneras y perfeccionaba su famoso movimiento de cabeza.

Si has leído hasta aquí, gracias por la paciencia :D Otro día, más.








2 de mayo de 2012

Quins collons!



Esta mañana, uno de mis contactos en Facebook ha colgado un enlace a la siguiente noticia:

Mas, més president que mai per la traducció de la web del Govern

(noticia en catalán)

http://www.ara.cat/politica/Joseph-Mary-Pilgrim-personalitat-Govern_0_692330906.html

Por si no tenéis tiempo, os lo resumo: la "versión en inglés" de las páginas Govern.cat y President.cat, que la Generalitat de Catalunya presentó el día de Sant Jordi, no es tal. Ambas páginas en inglés redireccionan directamente AL TRADUCTOR DE GOOGLE. Con una traducción que es un despropósito, por decirlo finamente. Entre otras cosas, traduce hasta los nombres propios del President y de varios Consellers (¿Joseph and Mary Pilgrim?) Entiendo que la pela és la pela, que falta dinero y estas cosas, pero... no fotem.


Ante todo esto, sólo tengo una pregunta: ¿qué hay que hacer para hacerse andorrana?

Otro día, más (y espero que de mejor humor).