16 de octubre de 2012

Despedida y cierre



Cuando empecé el blog, hace poco más de cuatro años, acababa de comenzar a traducir profesionalmente. La idea era convertir esto en una especie de "álbum de recortes" de la traducción, como traductora, lectora y espectadora.


Durante estos cuatro años he compartido pifias propias y ajenas, subtítulos matadores, carteles atómicos, marcas sustantivizadas, falsos amigos, perlas de la traducción automática, tipografías de las que te dejan bizco y canciones en idiomas inventados.

He pasado grandes momentos y he aprendido mucho escribiendo las entradas y leyendo vuestros comentarios, pero últimamente ya habréis notado que lo tengo muy abandonado. Las entradas son cada vez más espaciadas y, por qué no decirlo, menos elaboradas y menos relacionadas con la traducción o la lingüística. Llevaba ya unos meses pensando en rematarlo y no lo hacía porque me daba penilla, pero dada mi falta de ideas y, sobre todo, de tiempo, prefiero que así sea: "La traductora traidora" se termina aquí.

Gracias a todos por las visitas, tanto a los que me siguen en Blogger como a los que me tenéis en favoritos, a los que me habéis enlazado en vuestros blogs y a los que os seguís pasando por aquí de vez en cuando a ver si respiro. También a los visitantes ocasionales que llegan aquí buscando el origen de la palabra "bamba" o información sobre el "polari".

Nos seguimos leyendo por la blogosfera traductoril. ¡Hasta siempre!

1 comentarios:

Maria La Chica dijo...

Una pena... me encantaba leer tus entradas aunque no comentara siempre!
Que todo te vaya bonito!
Un saludo,
Maria La Chcia