17 de mayo de 2012

Últimas palabras (I): la historia de Thomas Thetcher

Una de las pocas entradas "personales" que he escrito en el blog fue la del Versatile Blogger Award, allá por enero. En ella confesaba mi incomprendida afición a visitar cementerios.

El caso es que hace unos días estuve trasteando un poco en mi cuenta de Flickr, y me di cuenta de que he acumulado una buena colección de fotos de epitafios curiosos y en varios idiomas que he ido sacando en mis viajes, y se me ocurrió que sería una buena idea compartirlas aquí.

Aquí va la primera. Es de una lápida situada en el antiguo cementerio de la catedral de Winchester (hoy zona ajardinada).


Here sleeps in peace a Hampshire Grenadier
Who caught his death by drinking cold small beer.
Soldiers be wise from his untimely fall
And when ye're hot drink strong or none at all.

Hoy en día la inscripción nos parece un poco críptica. ¿Que se murió por tomarse una birra fría porque tenía calor? El quid de la cuestión es que, por lo visto, el soldado Thomas no bebió cerveza normal, sino "small beer", es decir, una cerveza con bajo contenido en alcohol (o aguada, que dicen en mi pueblo). La "violent fever" pudo ser el cólera, el tifus o cualquier otro virus presente en el agua y que el poco alcohol de la cerveza no llegó a matar. Si hubiera bebido una cerveza con más contenido de alcohol ("strong"), quizá habría muerto de viejecito y hoy no estaríamos hablando de él. Recordemos que, más o menos por la misma época, el propio Támesis en Londres bajaba tan lleno de porquería que la gente sólo bebía cerveza porque era más seguro que beber agua.

Otro día, más.


3 comentarios:

Pablo Bouvier dijo...

A partir de hoy, solo tomaré vino tinto de alta graduación, no sea que me siente mal una cerveza de baja graduación... ;)

Vieja Ceravieja dijo...

small beer= aguada... ¿Estas cosas realmente las estudiáis los traductores de profesión, las descubrís por casualidad, lo intuís...? Es algo que realmente me intriga! ¡A mí nunca se me hubiera ocurrido! jajajaj

Anna dijo...

Yo esto de la "small beer" no lo había oído nunca (cuatro años en Inglaterra y no entiendo un carajo de cervezas, ni de cricket... ¡si es que no me integro!). Lo descubrí con la lápida esta, y lo busqué por curiosidad, que ya se sabe que es una de las cualidades de todo buen traductor.

¡Gracias por pasaros!