26 de abril de 2011

La traducción de antropónimos: familias reales

Leo en la página web de la Fundéu algunas recomendaciones para la correcta redacción de las informaciones relacionadas con la próxima boda real en el Reino Unido. Entre ellas, la que ya dio que hablar hace un par de semanas: que a Kate Middleton habría que empezar a llamarla "princesa Catalina" en cuanto suenen las campanas de Westminster tras el "yes, I do".

No voy a entrar en si la recomendación de la Fundéu me gusta o no me gusta... Vale, no, no me gusta, por motivos varios que ya contaré otro día, ahora da igual. El caso es que, reflexionando sobre esta tradición tan española de traducir los nombres de los miembros de la realeza (y digo española, y no del español, porque parece que al otro lado del Atlántico esto no se lleva tanto), se me ha ocurrido investigar qué ocurre en otras lenguas. ¿Llamarán los portugueses João Carlos al rey de España? ¿Llamarán los italianos Enrico al hermano del príncipe Guillermo?

Portugués
El caso portugués es curioso. Allí nadie habla de João Carlos I, sino de Juan Carlos I da Espanha. De ahí podríamos deducir que en Portugal no traducen los nombres de la realeza, ¿no? Pues nos equivocaríamos, porque bien que hablan de Isabel II do Reino Unido, de Beatriz dos Países Baixos, de Henrique de Luxemburgo y demás. Y en el pasado, en portugués, también se hablaba de Afonso XIII y de Filipe V. ¿Por qué el actual rey español se ha salvado de ver su nombre traducido? ¡Misterio! En cuanto a los novios, raramente se habla de o príncipe Guilherme. Es más habitual leer y oír o príncipe William. Nada indica que vayan a rebautizar a la novia como Catarina.

Italiano
En el caso del italiano y la casa real española, se aprecia un cambio de tendencia a partir de los Alfonsos. Hasta entonces, en Italia se había hablado de Filippo V, Ferdinando VII e Isabella II, por ejemplo. Después vinieron los dos Alfonsos y, a partir de ahí, parece que se dejan de traducir los nombres: ni re Giancarlo I, ni principe Filippo. No es el caso de la mayoría de familias reales europeas: ahí tenemos a Enrico de Luxemburgo y a Guglielmo Alessandro de Holanda. En el caso de la casa real británica, el único al que no le italianizan el nombre es, precisamente, a William.

Francés
Por lo que parece, los franceses también solían traducir los nombres de la realeza, aunque a partir de mediados del siglo XX se empezaron a utilizar los nombres "originales" de los monarcas y sus descendientes, incluso el de la reine Margrethe de Dinamarca. Sin embargo, la reina de Inglaterra no se libró: a ella la llaman Elisabeth II (me sorprende que no la llamaran Isabelle II).

Catalán
En los medios de comunicación catalanes, según marca la CCMA, se traducen los nombres de reyes, reinas, príncipes y princesas (reinen o no) y de sus descendientes directos, a menos que no exista equivalente. La misma idea que en español, parece. A Kate Middleton, en teoría, le tocaría pasar a llamarse princesa Caterina en las páginas del Avui a partir del viernes. Estaré atenta. Me consta que la edición en catalán de El Periódico ya lo aplica.

Google Analytics me dice que aquí entra gente de un montón de países, y quiero comprobar que no me esté mintiendo :) ¿Alguien se anima a compartir cómo funciona el tema en otros lugares del mundo?

Otro día, más.