22 de septiembre de 2010

Solidaridad con el intérprete de Gadafi

A principios del año pasado, hablé de Gadafi y sus inventos lingüísticos. En ese artículo comentaba, además, que el líder libio, cuando sale al extranjero en visita diplomática, se lleva la jaima a cuestas.

Pues bien, hoy he descubierto que no sólo se lleva la jaima: parece que también se lleva a su propio intérprete. Ha sido gracias a un artículo de la página web de la BBC sobre el trabajo de los intérpretes de la ONU en Nueva York. ¡Muy recomendable!

How interpreters at the UN get the message across

Muammar, campeón: la próxima vez que vayas a hacer un discurso de hora media, no seas rácano y llévate a dos intérpretes mínimo, hombre...

Otro día, más.