22 de agosto de 2010

El lápiz rojo

Bicheando por Internet, he descubierto la página web del proyecto TRACE (TRAducciones CEnsuradas). Se trata de un proyecto de investigación interuniversitario sobre la censura en las traducciones de obras extranjeras publicadas en España entre 1939 y 1985.

Os recomiendo echar un vistazo a las secciones "Tesis" y "Publicaciones", que incluyen estudios muy interesantes.

20 de agosto de 2010

Faut rigoler...

Os dejo un par de vídeos graciosos. Tienen algunos años y ya son clásicos de las listas de correo de traductores e intérpretes, así que puede que ya los hayáis visto, pero nunca está de más recordarlos :).

En el primer vídeo se parodia la costumbre de la televisión británica (no sé si los canales americanos hacen lo mismo) de subtitular a alguien cuando habla inglés con un acento extranjero muy marcado (o, a veces, no tan marcado):



En el segundo, Helen Marsh, the "I-can-do-that" woman, interpretada por Catherine Tate, sustituye a un intérprete de siete idiomas:



Que los disfrutéis :)

Otro día, más.

15 de agosto de 2010

Fraktur

La Fraktur es un tipo de letra gótica que se utilizó en buena parte de Europa hasta los siglos XVII-XVIII. Es la típica letra que vemos en las portadas de muchos manuscritos antiguos.

En Austria y Alemania, esta tipografía fue la preferida para imprimir y rotular en alemán hasta la década de 1940. De hecho, hoy en día la mayoría de la gente se refiere a este tipo de letra como "letras alemanas" o "letras góticas alemanas".

Lo que mucha gente no sabe es que la Fraktur fue prohibida por el régimen nazi a principios de 1941. El motivo oficial, según la circular que Martin Bormann envió a todas las administraciones del Reich, era que no se trataba de una tipografía alemana, sino judía (¿?). El motivo real era, probablemente, que los oficiales locales de los territorios invadidos por los alemanes lo pasaban francamente mal a la hora de descifrar las cartas de sus superiores. Recordemos que el régimen de Vichy se había establecido sólo seis meses antes. Yo es que me imagino al mariscal Pétain intentando leer algo en Fraktur y quedándose bizco al instante. Así que nada, todos a escribir en Antiqua.

Hoy en día - y menos mal -, nadie imprime documentos en Fraktur, pero la tipografía sigue viva en rótulos decorativos, incluidos los letreros de las calles de muchas ciudades alemanas y austríacas. Todo para desesperación de los turistas como yo, que se ven en pleno centro de Viena intentando situarse en un mapa, miran el letrero de la calle y ven esto:


En este caso, alguien tuvo piedad del visitante y colocó este otro rótulo justo en la acera de enfrente:


Pero no siempre es así. En los pintorescos pueblecitos del valle del Danubio, en concreto, la mayoría de rótulos están en Fraktur. Así que, por si tenéis que viajar a las Austrias o a las Alemanias un año de estos, aquí os dejo esta tabla para descifrar el Fraktur :).

Por cierto, españoles que viajáis a países de habla alemana: un poquito de por favor. Ya sé que la palabra Hauptbahnhof (estación central) es difícil de pronunciar, pero haced un esfuerzo, que oíros preguntar "where is the Hasselhoff?" da mucha vergüenza ajena.

Otro día, más.