28 de octubre de 2008

De aspiradoras y playeras

Vamos con otras dos marcas comerciales que se han abierto camino en los diccionarios. En concreto, en los diccionarios ingleses y catalanes: hoover i vamba.
En inglés más o menos coloquial, una hoover no es otra cosa que una vacuum cleaner. Una aspiradora, vamos. El origen del término hay que buscarlo en Estados Unidos, concretamente en Canton, Ohio, lugar de nacimiento de la primera aspiradora.

La historia es bastante curiosa: en 1907, un tal Murray Spangler, inventor aficionado que trabajaba por las noches limpiando unos grandes almacenes, sufría frecuentes ataques de asma que achacaba a la máquina que utilizaba para limpiar la moqueta de la tienda (que debía ser algo parecido a esto, y que seguramente levantaba más polvo que otra cosa). Así que agarró por banda una caja de detergente, un ventilador, una funda de almohada y el mango de una escoba y creó un artilugio que conseguía "absorber" el polvo y evitar que éste acabara esparciéndose por el aire (y por sus pulmones, de paso). Consciente de que el invento era una mina, lo patentó. En 1908, W. H. Hoover, dueño de un taller donde se fabricaban artículos de piel, le compró la patente y le convirtió en su socio, dedicando un rincón del taller a la fabricación de suction sweepers, como llamó Spangler a su invento. Se fabricaban una media de seis aspiradoras por día, que Hoover no tardaba en colocar, merced a su habilidad para el márketing y la distribución. El resto es historia.

En tiempos mejores, Hoover fue la marca de aspiradoras más vendida en el Reino Unido. Ello hizo que la palabra hoover acabara no sólo designando al aparato en sí, sino derivando en un verbo (to hoover) con todas sus formas (hoovers, hoovering, hoovered). Su uso es infinitamente más común que el de vacuum cleaner, to vacuum o to vacuum clean.

El caso de vamba es bastante parecido. A base de utilizar el nombre de una marca (Wamba, pronunciado a la alemana, como el nombre del rey godo y de un pueblo de Valladolid bautizado en su nombre) en sentido genérico, se acaba convirtiendo en un nombre común. Calzados Wamba fueron, junto a Calzados Victoria, los pioneros en la fabricación de calzado deportivo en España. La marca Wamba nació en 1934, cuando a los italianos de la Pirelli, que llevaban en su fábrica de Vilanova i la Geltrú desde 1902 fabricando neumáticos, mangueras y hasta condones, se les ocurrió empezar a fabricar zapatillas de lona con suela de caucho. De hecho, hubo una época en la que la marca era Wamba Pirelli. En la actualidad, Calzados Victoria y Calzados Wamba comercian juntas como Calzados Nuevo Milenio S.L. (aunque conservan nombres, colecciones y logotipos independientes), son líderes del sector en España y tienen su sede y su fábrica en Calahorra (La Rioja).

Es curioso que lo de vull unes vambes o m'he comprat unes vambes (la grafía la debió de adaptar el IEC en algún momento) arraigara más en Cataluña que en el resto del país (el diccionario de la RAE incluye la entrada bamba con el significado de playera o zapatilla de lona como segunda acepción, pero doy fe de que, si decís bamba más allá de la Franja de Ponent, os mirarán raro, cuanto menos). Puede que la ubicación inicial de la fábrica de zapatillas, primero en Vilanova y, ya a finales de los años cuarenta, en Cornellà de Llobregat, contribuyera a la popularidad de la marca en la zona.
En próximas entregas, la maicena y el celo. ¡Se aceptan sugerencias!

18 de octubre de 2008

Subtitular a partir del doblaje: "Los cuatrocientos golpes", o el juego del teléfono estropeado

No es nada extraño que los subtítulos de los DVD se hagan a partir de la versión doblada al castellano (si existe) en lugar de la versión original en el idioma que sea. El motivo está claro: es mucho más barato. No hace falta pagar a un traductor, sólo a una persona que sepa escribir en castellano y utilizar el software de subtitulación que toque.

Desde mi punto de vista, este método no funciona por la sencilla razón de que el doblaje se puede permitir ciertas "licencias" lingüísticas (e incluso argumentales) que en subtitulación no cuelan, ya que el texto en pantalla queda a merced de las comparaciones que pueda hacer el espectador con el diálogo original. Es lo que Díaz Cintas llama "traducción vulnerable". En el doblaje, una frase claramente enunciativa puede transformarse en interrogativa, un gato que canta country puede acabar entonando Tatuaje a lo Concha Piquer y Rick no luchó del lado de la República, sino contra el Anschluss austríaco, y nadie tiene por qué enterarse.

Todo esto viene a cuento de que hoy ha vuelto a caer en mis manos una edición en DVD de Los cuatrocientos golpes, de Truffaut. Con los peores subtítulos que he visto en la vida, y hechos, aparentemente, a partir de la versión doblada por alguien que no parece dominar mucho el francés. Y tampoco el castellano. De esos que piensas: "Joder, y yo en el paro".

Me explico: otro de los riesgos que uno corre cuando subtitula a partir del doblaje es no entender el diálogo, ya sea porque los personajes hablan a toda leche o porque la calidad del sonido no es buena. Ahí, uno puede optar por a) omitir lo que pueda, b) poner una frase que cuele o c) lanzarse a la piscina y poner lo que cree haber oído.

Esto último me lo encontré, por ejemplo, en los subtítulos al catalán de un capítulo de la serie Black Adder (La víbora negra en castellano, L'escurçó negre en catalán). El personaje de Edmund Blackadder decía, en inglés, "we'd probably slap each other's sides like jolly good chums". En el doblaje al catalán, allá por los ochenta, se tradujo como "gairebé segur que ens fumeríem uns quants mastegots en broma, com fan els amics" ("casi seguro que nos daríamos unos cuantos guantazos en broma, como hacen los amigos"). Y en la edición de la serie en DVD que salió a la venta hace un par de años, esa frase se subtituló como "ensumaríem uns quants mastegots" ("oleríamos/olisquearíamos unos cuantos guantazos"). Pelín surrealista sí, pero tampoco vamos a crucificar a quien lo subtitulara por una pequeña patinada de neurona. Si hasta es normal que se liara: ¿es que alguien sigue utilizando el verbo "fúmer" hoy en día?

Pues eso, que una patinada en veinte minutos de vídeo se perdona. Ahora vamos a ver todas las patinadas que se pueden sacar de los primeros veinte minutos de Los cuatrocientos golpes (y lo dejaremos ahí porque tampoco es plan de que quien no la haya visto se entere de todo el argumento).

En negrita, el diálogo de doblaje. En cursiva, el subtítulo (transcrito literalmente; los errores tipográficos y de puntuación no son míos).

- Dame.
- ¡Recoge atrás!


Sam, recoge atrás.

¿Qué ocurre, Morisette?


¿Qué ocurre, Moisés?

A estos chicos no hay modo de meterlos en cintura.

A estos chicos no hay modo de pararlos ni en pintura.

¡Hala, hala, hala!

Ala, ala... Ala...

Los demás, preparen el cuaderno de poesía.

Los demás, preparen el cuaderno de ecuaciones.

Ofendo a los muros de la clase y agravio a la prosodia francesa.

Ofendo a los muros de la clase que agravia a la prosodia francesa.

¡Richier! ¿Quién le autorizó a cambiarse de sitio?

Moisés, ¿quién le autorizó a cambiarse de sitio?

En idioteces es usted el primero, Simonneaud.

En idioteces es usted el primero, Simoló.

¿Quién es el memo que ha silbado? Les prevengo, voy a ser injusto.

¡Quién es el cebo que ha silbado! Les prevengo voy a seis puntos.

¿De acuerdo, Simonneaud?

¿De acuerdo, Simoló?

Lo siento por sus padres.

Lo siento por su patria.

Bonita Francia dentro de diez años.

Bonita Francia adentro de 10 años.

Incluso Morisette lo hará, seguro. / ¡Morisette, ven! / Tus días están contados, Morisette.

Incluso Moliset lo hará, seguro... / ¡Moliset! Ven... / Tus días están contados, Moliset.

No me harás creer que no les limpias los bolsillos.

No me harás creer que no les das de su bolsillo.

Y para colmo, no podré terminarlo esta noche.

Y para colmo, no poder terminarlo esta noche.

- Ese profe me revuelve las tripas.
- Es su oficio.


- Ese profe me revuelve las tripas.
- Es oficio.


Pero, ¿qué asco de casa es ésta? ¿No has comprado lo que te encargué?

Para hacer el pescado... ¿No has comprado lo que te encargué? [nota: el diálogo original no menciona el pescado; sólo dice algo del tipo "mais qu'est-ce que c'est ça?!"]

Anda, hijo. Ya puedes levantar la mesa.

Anda, hijo. Ya puedes levantarte de la mesa.

Su mujer espera otro crío.

Su mujer espera a otro crío.

Faltan ocho meses, hay tiempo de pensarlo.

Pasan 8 meses, el tiempo de pensarlo.

Pasaré todo el día con mi amiga Huguette.

Pasaré todo el día con mi amiga Huguet.

A ver si empiezas a comprender las bromas...

Ya ni piensas comprender las bromas.

Las carreras crean relaciones.

Las carreras crean rotaciones.

¡Oh, Dios! ¡Es Antoine! ¡Seguro que me ha visto!

HO! dios!, es Antoine. Seguro que me ha visto.

En otra escena familiar, también al principio de la película, el padre de Antoine, que se dedica a organizar carreras de coches en plan rally los domingos, le pregunta a la madre (en la versión original) dónde quiere que se haga la carrera de ese domingo, si en la Val de Chevreuse (al sur de París, tirando a Versalles, parque natural, vistas espectaculares) o en el Bord de l'Oise (la margen del río Oise, afluente del Sena). El doblaje lo solucionó bien: ¿Valle de Chevreuse? Hala, tal cual. Eso sí, el río Oise no lo conocerá ni el Tato. Pues nada: "el río", y a correr. Si total, da igual que sea el Oise o el Júcar...

Quisiera saber si para el domingo prefieres el valle de Chevreuse o prefieres el río. Puedo fijar el itinerario a mi gusto.

Sin embargo, a la hora de subtitular...

Quisiera saber si para el domingo prefieres el valle de caballos o prefieres el de las ocas. Puedo fijar el itinerario a mi gusto.

Eso. Vámonos de rally a la "Val des Chevals" o a la "Val des Oies". Tú delante, que yo te sigo.

Como dirían los de ¡Vaya semanita!: "¡Rematadme! ¡Rematadme con Kas manzana!".

Nota: la censura de la época también metió mano en el doblaje de esta película, pero de eso hablaremos otro día.

16 de octubre de 2008

El español urgente (II) - Traducciones... criminales

La traducción jurídico-económica nunca ha sido mi fuerte. Durante la carrera me tocó repetir un par de asignaturas relacionadas con el tema, la última cuando terminé, hace ya más de un año (trauma trust/fideicomiso incluido). Pero hasta una patata de la traducción jurídica como yo sabe que ni en España, ni en Europa, ni en ninguna parte del mundo, existe la justicia criminal. No existen leyes criminales y mucho menos tribunales criminales. Bueno, por existir sí que pueden existir, pero nos estaríamos desviando del tema lingüístico.

¿Os acordáis del "pollo" que se montó con cierta ONG francesa?

El País, 11.12.2007:

Chad desestima los cargos contra la tripulación del avión español
J. M. M. F. - París - 11/12/2007

El juzgado de Yamena que lleva el caso de la organización humanitaria El Arca de Zoé, cuyos miembros están acusados de tráfico de niños y estafa, por intentar sacar del país a un centenar de falsos huérfanos de la guerra de Darfur, decidió ayer desestimar los cargos contra los siete españoles miembros de la tripulación del avión de Girjet que debía trasladar a los pequeños desde Chad, así como contra los tres periodistas franceses y el piloto belga que había trabajado con la organización. Todos ellos se encontraban ya en libertad.

Por el contrario, los seis franceses miembros de esa ONG serán juzgados por el Tribunal Criminal de Chad por intento de secuestro y por estafa, así como por falsificación de documentos oficiales y fraude, probablemente por haberse comprobado que el líder de esta organización, Eric Breteau, utilizó el nombre de Children Rescue en los documentos oficiales para despistar a las autoridades.

[...]

La transparencia y objetividad del sistema judicial de según qué países puede ser discutible, no lo niego. Pero de ahí a hablar de tribunales criminales, no sé yo...

Otro ejemplo. El Diario Vasco, 14.06.2007:

El futuro de la ley criminal a debate en el Instituto de Sociología

OÑATI. DV. Hoy y mañana el Instituto Internacional de Sociología Jurídica, acoge unas jornadas que responden al título de 'Regulando la desviación: La redirección de la criminalización y el futuro de la ley criminal', que serán coordinadas por la profesora Bernadette McSherry. Tomarán parte 15 profesores provenientes de Australia, Reino Unido, Singapur, Canadá, Israel y España. El tema central de la reunión gira en torno a la dirección que va tomando la ley criminal, debido a las actuales preocupaciones que embargan a los encargados de la seguridad del Estado sobre las conductas 'desviadas', cuestión que será estudiada desde las perspectivas del derecho criminal, la criminología y la historia del derecho. «Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 han alterado profundamente las prioridades y los sistemas de seguridad estatal y de la justicia criminal en todo el mundo. Las detenciones 'preventivas' priman la seguridad en detrimento de la libertad», explican desde la organziación.En la reunión se hará un balance de los temas más interesantes del asunto: la seguridad frente a los derechos tradicionales de los acusados; los límites de la ley criminal; el desarrollo de un área de la Unión Europea sobre la ley criminal; las relaciones entre el procedimiento, la ley criminal y las sentencias. La reunión abordará estas materias y su intención es dar las claves de las futuras direcciones que tomará la ley.

En este caso, al redactor de turno se le fue un poco la pinza traduciendo el título y los contenidos de unas jornadas celebradas en el IISJ de Oñati, y que la institución, al parecer, sólo había publicado en inglés. A esta persona le hacía yo copiar cien veces la frase "Criminal law se traduce como derecho penal". ¡Pero con la "pluma especial" de Dolores Umbridge*!

Coñas aparte, este false friend se ha infiltrado ya en el título de algún libro (Justicia criminal consensuada, de L. A. de Diego, publicado por la editorial Tirant Lo Blanch), y los hispanohablantes de los Estados Unidos y Sudamérica cada vez lo utilizan más como sinónimo de penal, debido a la influencia del inglés. Allí es de lo más normal que los abogados se anuncien como "especialistas en ley criminal y certificados por la barra de abogados".

¿Acabará esto generalizándose y cruzando el charco? ¿Acabaremos por hablar de la "sala de lo criminal" de la Audiencia Nacional, o incluso de las "cortes criminales"?

*Veáse Harry Potter y la Orden del Fénix :)